Terapia Reiki

El Reiki está reconocido como terapia alternativa por la Organización Mundial de la Salud.

No sólo es compatible con cualquier tratamiento médico, sino que además actúa como complemento, ya que en ningún caso se recomienda suspender ninguna medicación para sustituirla con esta técnica.

Cuando la energía se bloquea, por cualquier circunstancia, es cuando se produce una enfermedad. La imposición de las manos en la zona enquistada, donde la energía ha quedado taponada, sirve para disolver ese ‘nudo’ que impide que la energía fluya y así devolver el equilibrio al organismo.

El reiki sirve para sanar una interminable lista de enfermedades, tanto físicas como emocionales. Entre otros, muchos pacientes de cáncer reciben sesiones de reiki, ya que se ha usado con éxito en combinación con la quimioterapia para ayudar al organismo a mantener la fortaleza física necesaria para soportar el tratamiento.

De hecho, en Estados Unidos y Reino Unido ya se utiliza en más de 1.000 centros hospitalarios y está incluido en el Sistema Público de Salud. En el estado de Nueva York, hasta los servicios de emergencia están formados para dar reiki. Su “práctica habitual” puede aliviar e incluso curar dolores crónicos como la artritis, reuma, migrañas o depresión. También acelera la recuperación de lesiones óseas y musculares, ayuda al organismo a combatir infecciones o mitigar el estrés y la ansiedad.

El reiki nos permite entrar en contacto con la causa de la enfermedad al trabajar a nivel físico, mental, emocional y espiritual. Cuando se recibe reiki, la energía curativa ayuda a la capacidad natural del propio cuerpo a sanarse. Quiere esto decir que la energía libera la negatividad, los bloqueos y las toxinas del cuerpo y ayuda a hallar, curar y eliminar la verdadera causa de una enfermedad. La condición principal para esa sanación es estar abierto-a a los cambios de actitud, comportamiento y puntos de vista. Sin el cambio no se puede producir un verdadero crecimiento espiritual y sin este la curación es más difícil.

Todo cambia constantemente. Nada es cierto en la vida, excepto el cambio y el darnos cuenta de que ni las personas que nos rodean ni los objetos materiales nos dan la felicidad, ni nos pertenecen. Cuando atravesamos etapas difíciles en la vida, necesitamos estar abiertos para aceptar el reto de cambiar. Todo aquello que creemos que es una perdida, en realidad es una oportunidad única para dejar ir los viejos hábitos y la antigua forma de pensar. El reiki nos proporciona el apoyo y la ayuda que en esos momentos necesitamos.

El poder del Reiki es una herramienta esencial que puede ayudarnos a reconectarnos con nuestras fuentes y regresar a nuestra verdadera naturaleza. A nuestra esencia.

Después de una sesión de Reiki, es normal que te sientas un poco mal, es el proceso por el cual el cuerpo se libera de toxinas y de todo lo que le estaba molestando, a muchas personas les da por llorar, o se sienten un poco aturdidas. Lo importante es que es pasajero y que una vez pasada la crisis, la persona se siente mucho mejor que antes del tratamiento.

 

Si estás interesada/o en recibir una sesión o terapia, contacta conmigo a través del correo  e-mail, te responderé lo antes posible indicándote como vamos a proceder tanto si son presenciales, físicas, como si son a distancia, te puedo asegurar que las dos formas son igual de eficaces y vas a notar una mejoría importante a tu dolencia.

reikiterapias2012@gmail.com

Volver a la página de  Inicio 

2 Responses to Terapia Reiki

  1. Núria says:

    Hola Loli
    Me han dicho que el reiki te ayuda a superar los estados de ansiedad y estres, es verdad? con una sesión es suficiente o necesito más de una?. Tengo un trabajo muy estresante quizas me iria bien una sesión. Te mando un correo y me explicas más sobre esto ok?.
    un saludo
    Núria Casas

    • Reiki Energía says:

      Hola Núria:
      Es cierto, el Reiki te ayuda a equilibrar tu energía y a volver a su estado natural, con eso conseguimos quitar el estrés, la ansiedad, el insomnio … con una sesión conseguirás quitarte todo lo malo de encima, pero depende de tí la durabilidad. Si sigues con los mismos hábitos que te ponen tan nerviosa, durará poco la paz en tí, si aprendes a ir cambiando esos hábitos poco aconsejables para tu paz y tranquilidad te durará el efecto bastante más. Un abrazo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.