Un Ratito para Ti

¿Cuánto hace que no te tomas un ratito para ti? seguramente mucho tiempo, porque siempre estamos demasiado ocupados. El día a día, el trabajo, la casa, la compra, los hijos, las relaciones personales…

Las preocupaciones derivadas de este ritmo de vida actual, donde siempre tienes que estar a pleno rendimiento con el paso del tiempo te van haciendo mella y debilitando poco a poco, tu mente no para de trabajar ni un solo momento y tu mente es el motor de tu cuerpo, ¿no querras que se sobrecaliente y explote verdad?

La única manera de calmar la mente es, sencillamente, dejar de usarla.

Cuando no conseguimos apagar la mente  empiezan los problemas, por una razón muy sencilla,  la función principal de la mente en nuestro día a día es resolver problemas.

Cuando dedicas unos minutos a relajarte ó  meditas, consigues distraer o calmar la mente, esto se traduce en un mejor estado de ánimo, se consigue una paz y equilibrio interior que ayuda a ver las cosas de otra forma, con más calma y tranquilidad.

Favorece la toma de decisiones, desciende la  tensión arterial, el ritmo cardíaco y otros muchos beneficios psicológicos como el  descenso de los niveles de estrés y ansiedad. Fortalece el sistema inmunológico del cuerpo, ayuda a recuperar el bienestar tanto físico como mental, afrontarás los problemas de la vida con más fuerza y energía con una visión más positiva y tranquila.

Incluso sí practicas habitualmente varios minutos de relajación y meditación tu aspecto físico se  verá mejorado,  aparentarás menos edad que la que realmente tienes.

Busca un momento para tí en el que puedas estar tranquil@

A mí personalmente me encanta sentarme en la orilla del mar, sin mojarme claro , también puedes hacerlo en la montaña,  en tu sofá, en la bañera, cualquier sitio es bueno siempre que para tí sea un sitio cómodo y tranquilo. Es tu momento, apaga el  móvil y quítate el  reloj, ya que sólo nos recuerdan la velocidad con la que vivimos.

Una vez que tienes este ratito para ti, debemos dejar que los pensamientos fluyan…  esto es que no estés mucho rato pensando en lo mismo. Se que no es fácil al principio, porque cuando algo nos preocupa, nuestra cabeza  no para de repetir una y otra vez lo mismo. Pero cuando esto ocurre tienes que decirte  ” Ya vale, piensa en otra cosa” y nuestro cerebro parece que lo entiende y rápidamente piensa en otra cosa. Inténtalo, funciona  aunque parezca una tontería.

Respira despacio y profundo, el aire tiene que  llegar  hasta el estómago, coge aire despacio y suéltalo, con dos o tres veces es suficiente.  Notarás que los latidos de tu corazón ahora los oyes, como un sonido suave… según donde estés empezarás a escuchas cosas  que antes no oías, los pájaros, el viento, algún perro ladrando a lo lejos… esto ocurre cuando dejamos de preocuparnos y empezamos a relajarnos.

Con esto tan sencillo conseguirás sentirte bien. Recuerda esta sensación cuando  estés en ese momento Grrr  del día, te aparecerá una sonrisa cuando lo hagas.

Tómate 5 minutos de tranquilad para tí… Te lo mereces… para ayudarte, mira los Vídeos de relajación      —> Click Aquí  <—

M.Torres

Volver a la página de Inicio

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.