Beneficios del Reiki

El Reiki  puede ser utilizado por todo el mundo sin excepción, hombres , mujeres, niños, ancianos … no tiene límite de edad, ni exige ninguna experiencia ni condición previa.

El entrenamiento no dura mucho, en un día se puede aprender. La técnica es segura, sin efectos secundarios, es compatible con cualquier tratamiento.

El Reiki nos aporta  múltiples beneficios a nosotros mismos, nos ayuda a estabilizarnos emocionalmente, a sentirnos positivos, felices, tranquilos. Gracias al Reiki podemos conseguir que el dolor y el malestar que causan las enfermedades que podamos padecer en  nuestra vida disminuyan o incluso en algunos casos puedan desaparecer. Nos ayudará con el insomnio, con el estrés,  con la falta de concentración,  con el miedo a hablar en público, nos ayuda a expresarnos  sin  miedo al fracaso, estaremos mas motivados… Pero   utilizando Reiki no solo nosotros nos beneficiamos, todo nuestro entorno, nuestra familia, se beneficiará de la energía que irradiamos y todo empezará a cambiar a mejor. Con Reiki en tu vida, cuanto mas  amor das, mas amor recibirás, y esto es aplicable a todos los ámbitos de nuestra vida.

Reiki, no es un sistema religioso que ponga restricciones ni tabúes. No se utilizan rezos, ni objetos para la práctica.

Después de la sintonización con la energía, que se consigue en los cursos de iniciación,  puedes aplicar la energía Reiki para siempre, no caduca aunque estés mucho tiempo sin utilizarla, no pasa nada, no tienes que volver a sintonizar con la energía Reiki porque estará toda la vida contigo.

Cuando  utilizamos energía con  otras personas, no estamos utilizando nuestra  energía vital, por lo que no nos agotaremos, utilizamos la energía universal , que es la fuente de energía inagotable que nos facilita el universo.

En este tipo de sesiones de Reiki, el paciente  no necesita desvestirse, ya que la energía atraviesa nuestras ropas sin ningún problema.

Podemos aplicar energía Reiki a nosotros mismos, a otras personas, a animales y a plantas.Todos ellos como seres vivos que son, tienen también energía ki. y por tanto podemos utilizar la Energía Univesal.

Tan pronto como el cuerpo responde al tratamiento desaparece el malestar agudo.

Al tratar todo el cuerpo en detalle, las manos se vuelven sensibles y pueden llegar a detectar la más ligera congestión interna, ya sea física o mental, aguda o crónica. Reiki es un tratamiento beneficioso y sin medicación que hará que el cuerpo vuelva a la normalidad.

El resultado de un tratamiento de Reiki depende exclusivamente de la inteligencia universal, pero por lo general nos ayuda a curar afecciones de todo tipo y alivia dolores y los síntomas agudos con mucha rapidez. También tiene una influencia positiva sobre el crecimiento espiritual. Después de un tratamiento podemos ver las cosas con mayor claridad mental y experimentar visiones profundas sobre cuestiones o problemas específicos a los que nos estemos enfrentando.

El reiki puede ayudarnos a adoptar las decisiones y los cambios adecuados en nuestras vidas, si eso es lo que necesitamos o deseamos conseguir.

El reiki afecta a cada persona de manera diferente, pero siempre actúa allí donde el receptor más lo necesita. Sin embargo, existen efectos comunes que todo el mundo experimenta. La energía que gastamos en nuestra vida cotidiana se renueva, de modo que, cuando nos sentimos cansados o agotados, el reiki puede corregir el desequilibrio que nos afecta de forma negativa física, emocional y mentalmente.

Si sufrimos estrés, podemos reaccionar con síntomas físicos como dolores de cabeza y de estómago, resfriados frecuentes, dolores en los riñones y trastornos digestivos en general. Estos síntomas expresan un exceso de tensión negativa, acompañado por un desequilibrio en el sistema energético. Para aliviarlos, necesitamos restablecer nuestra energía. El reiki puede equilibrar las energías del cuerpo, ayudándonos a liberar la tensión y a relajarnos para reducir así el estrés. Al mismo tiempo, promueve el desarrollo de reacciones positivas frente a situaciones estresantes. En otras palabras, pueden sanarse no sólo los síntomas, sino también las causas.

El reiki fortalece y armoniza el sistema inmunológico. Constantemente gastamos energía de fuerza vital sin restablecerla. El reiki nos ayuda a recargarnos de energía y a incrementarla, y de esta manera a conseguir un cuerpo saludable.

Durante un tratamiento de Reiki, la mente y el proceso del pensamiento se relajan. Con frecuencia, se ven las cosas con más claridad y podemos descubrir y hacer que se desvanezcan creencias negativas sobre nosotros mismos y sobre los demás contra las que habíamos luchado durante años.

El Reiki no hace milagros pero si podremos: 

Incrementar  y Potenciar nuestra  Energía Vital.

Liberar las emociones reprimidas y bloqueos energéticos.

Estimular el sistema inmunológico.

Ayudar a eliminar el estrés diario , por las exigencias de la vida actual.

Es ideal para todas las personas que padecen Estrés y Ansiedad.

Ayudar en los procesos de recuperación emocional.

Aumentar la creatividad  y la Imaginación.

Lograr un nivel profundo de relajación y bienestar .

El Reiki equilibra los centros energéticos (chakras ).

Ayuda al crecimiento personal, desarrollando cualidades.

Acelera los procesos de cicatrización del cuerpo.

Incrementar la confianza y autoestima

Aliviar dolores de cabeza, musculares, catarros, , fatigas, quemaduras.

Ayudar en el proceso de desintoxicación de drogas adictivas

Puede ser usado para ayudar animales y plantas.

Eliminar energías negativas en las personas, lugares y objetos

En un periodo de cuatro días a tres semanas vemos grandes cambios, todos los órganos internos y las glándulas comienzan a funcionar con mayor vigor y ritmo. Los jugos gástricos e empiezan a fluir de forma normal, los nervios congestionados se relajan, desaparecen las adherencias, el colon se activa, la materia fecal cae de las paredes intestinales y se expulsan gases.

Las toxinas acumuladas durante años se eliminan a través de los poros produciéndose un aumento de la  transpiración, aumentan las deposiciones.

La diuresis también aumenta, la orina es oscura y otras veces se torna blanca. Esto suele durar de cuatro a seis días. Sin embargo, hay pacientes que reaccionan con un solo tratamiento.

Cuando esto ocurra, comprobarás que se está produciendo una rehabilitación general de los órganos intestinales. Tras esta depuración tan completa, el cuerpo se activa, los nervios entumecidos recuperan el sentido del tacto, aumenta el apetito, el sueño profundo se hace natural, los ojos chispean y la piel resplandece como la seda.

Al renovarse la sangre y la circulación y restablecerse los nervios y las glándulas, se puede rejuvenecer de cinco a diez años.

 

M. Torres

Volver a la página de Inicio

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.