El Poder de la Luna

Para la Astrología, como para la tradición esotérica, el Universo es un Gran Ser Vivo, donde todo está interrelacionado, aunque manifestado en diferentes niveles de evolución

¿Qué papel juega en este proceso la Luna  según el Esoterismo?

Las influencias lunares en los seres humanos están perfectamente demostradas, incluso a través de trabajos puramente científicos. Hoy en día, ya se sabe que la luna no sólo afecta a las mareas y a las mujeres embarazadas, sino que también afecta a nuestro carácter, estado de ánimo y por consiguiente a nuestra manera de hacer y percibir las cosas.

La Luna mide los altibajos en la circulación de las energías y coordina las actividades de la vida orgánica a un nivel psicológico y químico, la Luna actúa sobre la circulación de la sangre y la linfa,  sistemas nervioso simpático,  parasimpático y de la respiración. Actúa en el sistema nervioso cerebro-espinal que sirve al ego para poder expresar su voluntad y su conciencia.

EL CICLO LUNAR

El ciclo lunar es un tiempo ritmado que dura aproximadamente 28 días. Cada fase abarca una semana y las 4 fases conforman el mes lunar. Son entre 12 y 13 lunaciones al año, con lo que a lo largo de este ciclo anual, la luna nueva de cada mes, conjunción con el Sol, se encuentra en un signo del zodiaco distinto, recorriéndolos todos mes a mes.

Durante el ciclo lunar y todas sus fases, este satélite emite una serie de impulsos que determinan formas de actuar y predisposiciones para determinadas acciones en la persona, las mismas que detallamos a continuación:

Durante la Luna Nueva se establece que es un momento apropiado para iniciar proyectos o para decidirse por alguna acción que ha venido postergando desde tiempo atrás. Es época de buenas vibraciones y es el momento de eliminar todo lo malo de uno mismo como vicios o malas costumbres.

En el Cuarto Creciente, se distinguen dos etapas. La primera ocurre después de tres días y medio de haberse iniciado la Luna Nueva y dura cuatro días, y en ella se recomienda solucionar problemas relacionados con la casa, el trabajo o la actividad principal. Los cambios también serán bien recibidos en esa etapa. La segunda parte de esta etapa nos acerca a momentos de buena suerte, nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos y favorecer nuestras relaciones.  Además, es un buen momento para hacerse de objetos valiosos.

La Luna Llena siempre ha sido símbolo de buen augurio y fertilidad, por ello que durante esta fase se aconseja la concepción de bebés, la consecución de pareja y hasta el matrimonio. También es un momento ideal para solucionar problemas legales, presentar solicitudes de préstamos y probar suerte en los juegos de azar.

El Menguante es la fase final del ciclo de la Luna y se considera ideal para vencer los vicios o adicciones. También es una buena etapa para despejarse de los momentos depresivos y melancólicos, y finalmente es una etapa de gran recuperación para enfermos.

Como dato final, se dice que durante los tres días anteriores a la Luna Nueva que está por llegar, es preferible no salir de casa ya que todo saldrá mal, y que lo indicado es mantenerse en meditación y relajación constante.

< Consulta el Calendario de las fases de la Luna Aquí >

 

 

 

CARGAR ENERGÍAS CON LA LUNA NUEVA

Sabemos del gran poder de nuestras mentes cuando se trata de encauzar toda la energía favorable para llevar a cabo nuestras metas en la vida, pero así como encontramos un impulso importante en ello, también tenemos en la Luna Nueva una fuente muy grande de energías que nos pueden llevar a tener una vida cargada de mejores acontecimientos.

Pero para que esto sea posible, es necesario que recurramos a un tipo de meditación especial que nos permita recoger esta energía del astro regente de las noches, para que con ella nos carguemos totalmente en cada una de las actividades que desarrollemos durante el mes.

Las indicaciones son muy sencillas pero deben seguirse al pie de la letra para conseguir nuestro propósito.

Se empieza por cerrar los ojos, alejándonos de ruidos que nos distraigan y ubicándonos en un espacio tranquilo y agradable, para luego, poco a poco, ir soltando y aflojando las tensiones del cuerpo y llevando nuestras sensaciones hasta lo más profundo de nuestro ser.

Relajamos todos los músculos y entramos en un estado de abstracción total que nos permita sentirnos libres como seres universales, es decir, que no solamente pertenecemos a este mundo, sino que además somos parte de un todo cósmico.

Acto seguido intentaremos captar la mayor cantidad de energía del cosmos imaginando que el cielo tiene un color blanco muy brillante y que parte de él desciende hasta nosotros envolviéndonos en ese halo de brillantez, desde la punta de los cabellos hasta las plantas de los pies.

Sintamos la llegada de esa energía dentro de nuestras propias células, las mismas que se irán calentando poco a poco, hasta darnos una sensación de calor muy fuerte, pero que resistiremos finalmente.

Con esta carga en nuestro interior, almacenemos toda la energía en cada rincón de nuestro cuerpo y luego, tras un conteo regresivo desde cinco hasta uno, retomemos la consciencia normal.

Esta gran energía obtenida del gran poder de la luna es la que debemos considerar como aquella que nos va a servir para nuestra vida diaria, la misma que deberemos dosificar durante los 28 días siguientes que nos debe durar, tal como ocurre con la luna nueva.

 

LA LUNA EN CADA SIGNO

La Luna permanece alrededor de 2 días y medio en cada signo, lo que permite demorar decisiones importantes afectando situaciones específicas hasta que la Luna esté creciente en el signo adecuado. Los expertos sólo llevan a cabo sus rituales cuando la Luna está en el signo que rige a la energía que desean influenciar.

 

Luna en Aries

Estos días son excelentes para comenzar cosas nuevas pero no tienen permanencia debido al fuego tempestuoso de Aries.

Las cosas suceden rápidamente en esta expectación lunar pero también terminan con igual rapidez.

 

Luna en Tauro

Todo lo que se comienza durante este aspecto es lo que más duración y estabilidad tiene. Los negocios, especialmente, tienden a aumentar en valor cuando se comienzan con la Luna en Tauro.

Esta Luna afecta el dinero y las finanzas, y su influencia pueden ser positivas o negativas dependiendo de si la Luna está creciente o menguante.

Luna en Géminis

Este aspecto lunar afecta los papeles, los contratos, los estudios y las comunicaciones. Si la Luna está creciente la influencia es positiva; si está menguante, es negativa.

Durante esta expectación se habla mucho pero se consolida poco. Hay muchas influencias externas afectando todo evento.

 

Luna en Cáncer

Afecta a las mujeres, la familia, la madre y los viajes, ya sea de forma positiva o negativa dependiendo de la posición de la Luna, creciente o menguante. La Luna en Cáncer estimula la comunicación y las emociones entre las personas, haciéndolas más efectivas. Hace a las necesidades humanas más obvias y sensitivas y nutre el crecimiento emocional.

 

Luna en Leo

Afecta directamente el romance y la diversión, que pueden ser positivos si la Luna está creciente o negativos si está menguante. En este aspecto lunar la gente está más propensa a los halagos, a ser el centro de atención y tienden a ser melodramáticos en sus acciones. Hay más deseo de salir a divertirse y de asistir a funciones teatrales.

 

Luna en Virgo

Afecta a la salud, las dietas y la organización meticulosa en el hogar y en los negocios, de forma positiva si está creciente y negativa si está menguante. Hay más atención a los detalles y más inclinación hacia el perfeccionismo. La gente tiende a ser más dictatorial y la independencia de acción o de palabra no es bien tolerada en el trabajo o en el hogar.

 

Luna en Libra

Afecta los amores, el matrimonio, las artes y los placeres de forma positiva si está creciente o negativa si está menguando. La gente está más consciente de sí misma y de sus acciones. Este aspecto favorece la auto discriminación y la interacción con otras personas, pero no es favorable para la iniciativa espontánea.

 

Luna en Escorpión

Afecta a la sensualidad del ser humano, induce a los celos y hacia la desconfianza. Estas influencias son menos impactantes si la Luna está creciente pero se recrudecen si está menguando. Por otra parte, la Luna Creciente en Escorpión es excelente para el desarrollo del psiquismo en el ser humano. Una de sus influencias más drásticas es su tendencia a terminar relaciones. Toda relación que termina con la Luna en Escorpión es una ruptura permanente. Por esto es aconsejable evitar discusiones o enfrentamientos durante este aspecto lunar.

 

Luna en Sagitario

Este aspecto trae abundancia, prosperidad, dinero y expansión si la Luna está creciente; pero trae restricciones en las finanzas si está menguante. La Luna en Sagitario afecta a los jefes en el trabajo, los jueces, directores de bancos y personas con autoridad o posiciones de poder, los cuales se inclinan a ser magnánimos si la Luna está creciente y muy negativos si está menguando en este signo. La Luna en Sagitario inclina al expansionismo, da vuelo a la imaginación y la confianza en si mismo.

 

Luna en Capricornio

Afecta a la agricultura, los ancianos, las herencias y el empleo de forma positiva si está creciente y negativa si está menguando. Este aspecto lunar inclina al pesimismo, a la cautela ya la necesidad de planificar toda acción meticulosamente. La gente tiende a estar más disciplinada y mejor organizada con la Luna en Capricornio. No se toman riesgos innecesarios y calculan cuidadosamente toda decisión importante.

 

Luna en Acuario

Este aspecto lunar es diametralmente opuesta a la de la Luna en Capricornio. La inclinación es hacia la excentricidad, hacia todo lo que es nuevo y genera innovación. Es una época durante la cual se llevan a cabo acciones impulsivas, sin considerar sus posibles resultados. Acuario es un signo explosivo y volátil, ya que rige la tecnología y la bomba atómica. La Luna, siendo voluble y variable, multiplica estas tendencias haciendo este período muy peligroso si no se usa el control en toda acción. Naturalmente que la posición de la Luna afecta doblemente este aspecto, haciéndola doblemente explosiva si está menguando.

 

Luna en Piscis

Este aspecto inclina hacia el misticismo, la meditación y la auto introspección. También inclina hacia excesos en las bebidas y las drogas, por lo cual es importante tener sumo control en estos días y evitar el exceso de alcohol y toda droga La gente tiende a estar más sensitiva que de costumbre, más inclinada hacia el idealismo y la espiritualidad. Los sueños que se tienen en estos días son muchas veces proféticos. Piscis es un signo susceptible que es a menudo explotado y utilizado por los demás. Por esta razón, cuando la Luna está en Piscis es importante evitar personas explosivas y posponer préstamos hasta que la Luna salga de este signo y la mente esté más clara y más centralizada en el mundo material. La Luna menguante en este signo duplica estas influencias.

 

LA MÍSTICA DE LA LUNA AZUL

En varias tradiciones espirituales, a la Luna Azul se le atribuyen unos poderes místicos especiales. Según los agricultores y granjeros más tradicionales, la luna azul ayuda a producir una cosecha muy abundante, además las gallinas producen huevos más grandes durante este período y las personas altamente receptivas son más vulnerables a las energías ambientales.

La Luna Azul se puede utilizar para aumentar el potencial de cualquier amuleto o ritual ya que se considera la energía ying más potente para atraer eventos cósmicos. Ayuda a traer recuerdos que no sabías que tenías, incluso a sanar heridas emocionales que serían difíciles de superar sin la magia de esta luna. Para los expertos en rituales una luna azul puede aumentar el potencial de la canalización. Uno de los rituales de curación más poderosos se puede realizar bajo la luz de la Luna Azul, se dice que el ángel de la misma luna entra en el cuerpo de los sanadores.

Independientemente de la tradición, una luna azul es un evento cósmico muy especial que puede traer la felicidad si se trabaja correctamente.

¿Por qué la Luna Azul?

Un ciclo lunar completo es de 29,5 días de duración con 12 lunas llenas por año. Sin embargo, un calendario anual es más que todo eso, lo que significa que durante ciertos años, al año puede tener 13 lunas llenas en lugar de 12, dependiendo en qué parte del mes o del ciclo lunar. Esto es debido a que cada año natural termina con doce ciclos completos de 28 días, con

una acumulación de once o doce días. Esos días se acumulan, y por lo menos una vez cada 28 meses del calendario, hay luna llena extra durante el mes. En este año 2012 hay 13 lunas llenas.

¿Por qué el termino de Luna Azul?

Según las especulaciones a lo largo del tiempo, el término de Luna Azul pudo haber venido de la coloración azulada observada a través del humo. Según las teorías, alguien vio la luna azulada por el humo de un gran incendio forestal y por lo tanto el término Luna Azul es una descripción literal de cómo la luna se veía. Aunque no sería extraño que a lo largo de la historia por razones misteriosas hubiera habido realmente una luna azulada.

La conclusión más práctica del Poder de la Luna es que si observamos la Luna y prestamos atención a los cambios que esta produce podemos utilizar este conocimiento para tener una posición más ventajosa a la hora de tomar determinadas decisiones empresariales, amorosas. Etc. En definitiva,  mejorar nuestra salud física y espiritual.

Es una forma de abrir las puertas para que la magia entre un poco en nuestras vidas.

 

Animación fotograma a fotograma de un ciclo lunar completo desde hemisferio norte, entre el  24 de diciembre de 2011 y el 23 de enero de 2012.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Volver a la página Inicio

M.Torres 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.