La Meditación

La meditación es una técnica mental que nos ayuda a calmar y pacificar la mente. Con la meditación podemos conseguir que nuestra mente se relaje, libere tensiones, agotamiento físico y estrés.  También podemos utilizarlo como una herramienta para el crecimiento personal.

Es una técnica muy sencilla de aprender, y permite que entremos voluntariamente en un estado de reposo y relajamiento profundo en el que la mente puede desarrollarse en toda plenitud. Si mantenemos una mente tranquila, veremos los problemas diarios desde otra perspectiva y nos resultará mucho más sencillo encontrar la solución. Eso nos provocará que tengamos menos nervios, menos estrés y por consiguiente conseguiremos estar  más contentos y  ser más felices.

Con la meditación incluso consigues que la tensión que hay a tu alrededor no te afecte. Imagínate un lugar de trabajo donde en un momento dado todo son nervios, estrés, prisas  y todo tiene que estar hecho para ayer.Los nervios que se respira en ese ambiente,  es lógico que nos repercutan, poniéndonos nerviosos nosotros también y estresándonos.Pues bien, en la misma situación si tienes una mente calmada, ves esos nervios como algo que le pasa a los demás solamente, es como si se creara una capa protectora en ti, que consigue que no te afecten ni ese estrés que hay en el ambiente.Aunque estés involucrado en el  asunto, sentirás que tú no tienes ese agobio como los demás  y serás más efectivo y te sentirás mas tranquilo  que el resto.

Con la práctica de la meditación podremos acceder a niveles más profundos en nuestro ser de manera directa y concreta, vivenciando aspectos sutiles que para  otras personas pasan desapercibidos.

A medida que nos adentramos en las meditaciones  veremos que resulta muy fácil conseguir estar bien con nosotros mismos y eso repercute directamente a las personas que están a nuestro alrededor.

 

COMO MEDITAR 

Lo primero que tenemos que hacer para meditar es elegir un lugar tranquilo, si nos gustan los inciensos podemos ponerlo, si nos gusta la música relajante, elegiremos un tono no muy alto, un tono ambiental estará bien  y si nos gustan la velas no hay inconveniente en tenerlas para crear el ambiente que nos resulte agradable, confortable y tranquilo. Si cualquiera de estos añadidos  te parece que sobra, no te preocupes, no es obligatorio poner nada, sólo tienes que buscar la fórmula para sentirte lo mejor posible. Tu elijes, es tu momento.

Hay muchas clases de meditaciones y muchas posturas para realizarlas.

Yo personalmente prefiero meditar estando en una posición que me resulte cómoda.  Hay posturas de yoga que son idóneas para realizar meditaciones pero yo prefiero tumbarme en el suelo lo más cómoda posible, eso sí, sin cruzar ni piernas ni brazos para que la energía pueda fluir por todo el cuerpo sin problemas.

Una vez que conseguimos apaciguar la mente, es decir no pensar en nada y no retener los pensamientos empezaremos a  ver cosas, pueden ser luces o puntitos blancos sobre un fondo negro, o ver olas de luz de colores. Esto que vemos es la forma de ver que estamos consiguiendo entrar en un estado de la meditación correcta, empezamos a saber vaciar nuestra mente y por consiguiente a relajarnos.

No es fácil al principio porque los problemas de la vida cotidiana te invaden, pero si los dejas pasar, es decir no centrarte ni empezar a pensar en ellos,tienden  a desaparecer. Una forma efectiva de vaciar la mente de esos pensamientos es  que cuando aparezcan tenemos que decirnos a nosotros mismos, ¡ya esta deja de pensar en eso! Y automáticamente nuestro cerebro hace caso y deja de pensar en ello.

 

TIPOS DE MEDITACIONES

Meditaciones hay de muchas clases y todas son igual de válidas.

Meditación Budista: La meditación budista trata de mantener la mente totalmente enfocada en el momento presente. Aquí y ahora. La técnica es sencilla, sólo debes mantener la atención en tu respiración. Al principio puede costar pero con práctica te resultará sencillo de realizar.

La meditación Zen: Trata de focalizar nuestra atención en la respiración y la forma de hacerlo es contando las respiraciones, 1,2,3… pero si te surge alguna distracción debes volver a comenzar. El reto de esta meditación es mantener la mente totalmente enfocada en la respiración y llegar a sentir el vacío. En ese momento al sentir el vacío todas tus preocupaciones desaparecen.

La meditación Vipassana: Se basa en la observación. Con la observación de las cosas de la mente podemos tomar el control de la mente. La cadena de acciones y reacciones proviene de la consciencia y sufrimientos y negatividad van fuera.

Los cánticos de sonidos sagrados: (mantras) también es una forma de meditación muy efectiva, ya que  el sonido se produce cuando la vibración alcanza el tímpano y es llevado a la mente. No es fácil pero con práctica podemos conseguirlo.

Y muchas mas… Lo importante es que nos sintamos cómodos con ellas, te animo a que las practiques para que sientas sus beneficios.

Loli F. Bosch

Ver la Meditación del Perdón

Ver la Meditación del Animal de Poder

Escucha música de Meditación Aquí 

Volver a la página de Inicio

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.