Inciensos

Para calmar nuestro espíritu, limpiar la casa de males, sacar la energía negativa de nuestro entorno, podemos utilizar los aromas. Pueden ser inciensos o aceites esenciales para quemar.

A mí personalmente me gustan mucho los inciensos. Tienen mucha variedad de olores y lo que me gusta de ellos, es lo que transmiten al olerlos. Los podemos utilizar si realizamos meditaciones, cuando realizamos Reiki nos ayuda a  crear un entorno muy placentero y armónico o incluso para perfumar la casa.

Cada incienso tiene una peculiaridad, se utiliza por algún motivo y tienen unas propiedades distintas. Yo utilizo varios tipos de inciensos según el estado de ánimo en que me encuentro, o según que voy a hacer. Si por ejemplo voy a realizar una meditación o una sesión de Reiki, el que más me gusta es el Sándalo. Cuando noto que hay algo raro en el ambiente, los niños discutiendo o algo que nos preocupe entonces quemo una barita de  Ruda, Azahar o Lavanda. Depende del día o del momento escojo uno u otro.

Detallo unos cuantos inciensos que podéis encontrar fácilmente, pero además de indicar para qué sirve, voy a anotar las sensaciones que me provocan cuando huelo sus aromas. Te invito a que realices esta práctica para que notes las sensaciones maravillosas que los inciensos nos pueden aportar a nuestra vida y nuestro entorno.

 

Mirra: Protege contra todo mal o daño que quieran causarte.El olor de la mirra es agradable,  si cierras los ojos por un momento y hueles su aroma da la sensación que estás seguro, es un aroma que acompaña a la tranquilidad personal. Es un olor un tanto peculiar, a mí personalmente me recuerda al olor de la ropa recién lavada. Es como una sensación de limpieza.

 Sándalo: Equilibra el sistema nervioso y la mente. Purifica el alma. Limpia el ambiente alejando las influencias negativas. El olor que tiene el sándalo es muy peculiar. Es un aroma suave y parece como si fuera un olor familiar (a título personal). Cuando enciendo sándalo es como si en ese momento pudiera concentrarme en lo que quiero hacer. Normalmente lo utilizo cuando realizo sesiones de Reiki o meditaciones y ese olor contribuye a crear un ambiente tranquilo y sosegado. Es como si pudieras conectar con tu interior con mucha más facilidad.

Pachuli: Irradia sensualidad, promueve la organización de ideas mentales y efecto rejuvenecedor tanto de cuerpo como de espíritu. Estimula la mente.Cuando enciendes  una varita de este tipo, el olor es peculiar, no es fuerte, cuando te acuna su humo, es como que en ese momento te invita a pensar tus cosas y organizarte. Cuando el aroma del  Pachuli te  llega, te invita a suspirar profundamente.

Miel: Atrae la felicidad y la creatividad. Realmente cuando hueles una varita sin encender huele a miel. No todos los inciensos huelen a lo que son, pero en este caso si.  Cuando la enciendes tiene otro olor totalmente distinto. Para mi huele como cuando quemas un trocito de madera, con un toque dulce al final. Es un olor que no esperas, ya que por ser miel te imaginas que será un olor dulce todo el tiempo. Aún así es un olor muy agradable.

Canela: Es un potenciador sexual natural. También ayuda con la concentración cuando se está estudiando.

Ruda: Ahuyenta las malas energías y da protección. Absorbe las energías negativas. Es un olor un tanto peculiar, a mí personalmente me recuerda al olor de la ropa recién lavada que utilizaba mi abuela cuando era joven. Sin encenderlo, huele como si fuera jabón. Cuando lo enciendes el aroma que desprende es como un conjunto de hiervas, no se como explicarlo, es un olor penetrante. Te calma el espíritu cuando lo hueles.

Jazmín: Nos lleva a la tranquilidad y nos ayuda a concentrar nuestras energías recargar el espíritu. Cuando hueles el jazmín sin quemarlo, huele a flores es un olor muy dulce y agradable. Te da la sensación cuando lo quemas que estás en un prado en primavera.

Chocolate: Es un potenciador sexual y estimulante. Cuando lo hueles sin encenderlo realmente tiene un toque de chocolate. Cuando lo enciendes el aroma que desprende es como si entraras en una pastelería. Es un aroma suave y dulce.

Almizcle: Amorosa, sensual, dulce, energizante. Ayuda con la limpieza y la purificación del espíritu y la casa. El Almizcle cuando hueles la barita tiene  un olor de limón de fondo. Es un olor muy atractivo. Cuando hueles su aroma te hace sonreír. Es un olor simpático. Muy agradable, cuando lo enciendes y notas su olor te hace sentir bien.

Lavanda: Calma los nervios y aumenta el optimismo. Cuando hueles su varita es como oler la flor, un olor suave. Cuando lo enciendes tiene un olor relajante. Cuando te impregnas de su olor es como si pasearas por el bosque después de haber llovido.

Limón: Es un estimulante mental, alivia el estrés, calma los nervios, atrae la alegría, fortalece las energías positivas.

Vainilla: Es un aroma para encantar y seducir, es un potente afrodisíaco además de revitalizar el cuerpo.

Romero: Atrae la buena suerte. Protección y limpieza. Afianza la seguridad en uno mismo.

Eucalipto: Alivia tensiones, atrae protección y propicia el amor.

Natural: Sirve para todo, fortalece el crecimiento personal, el don de mando, la capacidad de triunfo…

Coco: Armonía y prosperidad en la casa.

Azahar: Atrae la felicidad y aleja los pensamientos negativos.

Tomillo: Garantiza un sueño tranquilo y reparador. Estimula la mente positiva.

 

Prueba  con ellos en tu día a día y  verás los beneficios que te pueden aportar.

Loli F. Bosch

Volver a la página de Inicio

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.