Ángeles

¿Por qué  hablamos de ángeles?

Estamos en la era de los cambios, de que el ser humano ya no se conforma con lo que conoce y estamos entrando en una etapa de  búsqueda del conocimiento, necesitamos saber qué más hay en este mundo.

Muchos de los antiguos conocimientos sólo eran compartidos por unos pocos que se transmitían los secretos mediante signos codificados. Hoy estamos en el principio de una transformación espiritual, de saber qué existe más allá de nuestro rudimentario saber. La mayoría de las religiones y la Teología reconocen la existencia de los ángeles desde los primeros tiempos a través de escritos bíblicos e históricos. Para la iglesia católica, los ángeles son una verdadera fe, son seres creados por Dios

¿Qué son los ángeles?

Los ángeles son seres puros, son energía divina, que está en este mundo para ayudar a los hombres a evolucionar y a cuidar de nosotros. Son seres perfectos, por eso reside en ellos el poder y el entendimiento. En cambio los hombres fuimos creados  imperfectos y nacemos para perfeccionarnos, es el curso natural de la evolución humana. La palabra ángel significa mensajero. Cuando hablamos de ángeles estamos utilizando la palabra genérica para describir el oficio de estos seres puros, ya que dentro de los ángeles veremos que hay muchas clases de ángeles.

Ángeles son los mensajeros de Dios, respetan el orden jerárquico,  ya que de no cumplirlo pueden ser castigados igual que las almas encarnadas.  Su misión es la de colaborar  y auxiliar a los seres humanos que están a su cargo, así como proteger a los que necesitan una ayuda para bien de su alma.

Los ángeles están en todas partes, no pueden mostrarse por propia voluntad ante las personas si estas no lo solicitan, se nutren de la energía del amor y de la más alta luz que produce la conciencia humana en camino a la evolución. Están en todas partes, bosques, caminos, aires, tierras, fuegos, aguas…

¿Qué misión tienen los ángeles?

Los Ángeles están ahí, dispuestos a acudir en la cantidad necesaria para guiar nuestra mente a todas las maravillas que encierra. Vienen a trabajar con nosotros en una forma abierta y consciente. No es necesario poseer unas dotes especiales, ni ser de una cultura determinada, ni ser muy sabios  para poder verlos.

Un ángel no puede interponerse a nuestras decisiones, pero si pueden aconsejarnos de forma muy sutil.

Cuando nacemos, nuestra alma espiritual decide dónde quiere nacer para conseguir las metas que tenemos encomendadas. En cuanto nacemos olvidamos estas tareas. Una vez que nacemos y hasta los 6 años, estamos acompañados por un ángel protector. A partir de esa edad para poder conseguir nuestros propósitos estamos muy influenciados por nuestros padres. Ellos tienen una función muy importante en nuestras vidas. Además de alimentarnos, cuidarnos y darnos una educación, tienen la función de ayudarnos y guiarnos para que podamos crecer espiritualmente. El problema es que muchos padres no saben como realizar la tarea que se les ha sido encomendada.

¿Quién es el ángel de la guarda?

Este es un ángel especial, asignado por Dios a cada uno de los seres humanos al momento de nuestro nacimiento. Está encargado de guiarnos, protegernos, acompañarnos y enseñarnos. Ángel guardián solamente hay uno para cada uno de nosotros, pero eso no significa que debamos limitarnos a él. Si queremos podemos llamar a nuestro ángel custodio, además de todos los Arcángeles y Ángeles que nos hagan falta para una ocasión determinada.

¿Cómo sabemos donde hay un ángel?

La sensación que da un ángel, puede compararse con  una  brisa suave, no podemos verla, pero podemos sentirla. Si nos paramos a pensar en que sentimos en momentos determinados de nuestra vida, podremos reconocer qué es obra de los ángeles lo que sentimos. Esa vocecilla interior que oímos cuando tenemos algún problema, o el momento en que sin saber por qué notamos un olor suave y dulce a nuestro alrededor o notamos una brisa suave que pasa por detrás de nosotros. Pueden aparecer en forma de luz, un suave perfume, una caricia, un sutil roce, o incluso sentir el calor que desprenden por la energía que emiten. Los ángeles están  en una frecuencia vibratoria levemente más fina que aquella con la que nuestros sentidos físicos están afinados. Esto significa que no podemos percibirlos de forma normal con nuestros ojos y oídos, pero ellos sí pueden percibirnos a nosotros. Para percibir la presencia de un ángel, debemos potenciar la sensibilidad, desarrollar una visión sutil, un oído sutil y un tacto sutil para apreciarlos.

¿Por qué hay ángeles y demonios?

Un ángel no tiene la oportunidad de equivocarse, arrepentirse o ser perdonado como un hombre. Esa es la gran diferencia entre una persona y un ángel. Por esta razón cuando una persona muere no se convierte en ángel o demonio determinado por la vida que ha vivido.

Una vez al principio de los tiempos  Dios realizó una prueba moral a todos los ángeles, para ganar la felicidad eterna. Ante esta prueba un tercio del total falló. Este tercio se compone de los ángeles caídos o demonios. Los demás que pasaron la prueba, se organizaron jerárquicamente para poder ser los informadores de Dios y poder cuidar de las personas que hay en el mundo.

Hoy en día todos los ángeles caídos y todos los ángeles están en este mundo. Los ángeles caídos son los que nos influyen por los malos caminos y las malas decisiones. Los ángeles en cambio nos ayudarán y nos cuidarán para que vayamos por el buen camino.

¿Cómo diferenciamos un ángel de un espíritu (persona que ha fallecido)?

La diferencia es fácil de apreciar. Cuando sentimos a un ángel podemos notar calor, una brisa ligera, un aroma, y en todo momento sentiremos bienestar. Cuando sentimos a un espíritu notamos un escalofrío que recorre nuestra espalda y la piel se eriza sin tener frío.

Loli F. Bosch

Ver La Jerarquía de los Angeles —>

Ver El Tarot de los Angeles —>

Ver  La Energía de los Angeles —>

Volver a la página principal ( Inicio )

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.