Meditación del Perdón

Todos nosotros, en  algún un momento de nuestra vida, hemos vivido la ira, la rabia, los celos por una persona cercana a nosotros.  Este sentimiento negativo, se queda anclado en nuestro cuerpo, y no nos deja evolucionar. Si no lo sacamos, con el tiempo, se puede transformar en un dolor físico, del cual ningún médico determinará de donde viene el dolor. Es muy fácil sacar de nuestro cuerpo toda esa negatividad, ese odio y ese rencor que no nos deja avanzar en la vida… Continúa Leyendo 

Permalink

Comments are closed.